Soy Alberto Poza, técnico deportivo especializado en el trabajo con personas vulnerables, en riesgo de exclusión social o que se encuentran en un mal momento y necesitan cambiar su rutina para mejorar su salud física y mental. Me apasiona el ejercicio físico y el estudio del bienestar del cuerpo, en todas sus disciplinas; la definición que más se acerca a mi manera de pensar es: “la salud en el silencio de los órganos”, formulada por el cirujano francés Rene Leriche. Ahora te voy a explicar de qué va este blog.


Hoy en día, disfrutamos de muchas comodidades y avances sociales, sabemos más de salud y, por lo general, nos preocupamos más por nuestro bienestar. El progreso es indudable: la esperanza de vida ha aumentado y se han conquistado muchos derechos sociales. Sin embargo, el cambio social y nuestra rutina ha cambiado tan rápidamente, que puede resultar abrumador y tener efectos negativos en nuestra salud. Contamos con muchas más herramientas, pero no siempre las utilizamos correctamente o a nuestro favor.


La educación, la industria, la tecnología, las adicciones, el nivel socioeconómico, las condiciones ambientales, etc. pueden llevarnos a descuidar nuestra salud mental y físicas; esto puede provocarnos infelicidad, malestar, dolencias y afecciones. El listado de enfermedades epidémicas o congénitas, como la obesidad, la diabetes, la isquemia cardiaca, el EPOC, los tumores malignos, etc., cada vez es más amplio. Es una señal de que, a pesar de los avances médicos y sociales, sufrimos patologías relacionadas con nuestro estilo de vida moderno.


En la unidad que trabajo, soy el referente en hábitos saludables y me encargo de que los pacientes adquieran una rutina de ejercicio (adaptado a su nivel), nociones básicas de alimentación saludable y hábitos que les ayuden en la consecución de sus objetivos y, sobre todo, de su salud. En definitiva, asesoro a personas que acuden pidiendo ayuda porque necesitan asesoramiento y ayuda en un cambio vital. Y, aunque no soy dietista, nutricionista, psicólogo, dermatólogo, educador social, médico, etc., entiendo mi labor como una sinergia de todas estas disciplinas, con el ejercicio y la actividad física como eje vertebrador que nos permite alcanzar el equilibrio emocional, físico y social.


Este proyecto que nace no es más que un ejercicio personal, que utilizo como vía de expresión de lo que sé, lo que creo y lo que siento; si además puedo ayudar al que lo necesite, mejor. ¿Me acompañas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.